Cada minuto, tres personas mayores sufren una caída en su casa y cada dos minutos, una se cae en el baño

Por: | Etiquetas: | Comentarios: 0 | diciembre 30th, 2011

El hogar es uno de los lugares más peligrosos para las personas mayores, porque cada año en España, el 15 por ciento de los mayores de 65 años, es decir 1.213.885 personas, sufren caídas en el entorno de su hogar. Eso quiere decir que 3.325 personas mayores sufren cada día un accidente en su domicilio, 3 cada minuto. De todas esas caídas, el 20 por ciento, 242.777, se producen en el baño,  una cada dos minutos. Esa incidencia anual de caídas, aumenta hasta el 25  por ciento en personas de 70 años y sube hasta el 47 por ciento en las que superan los 75.

El doctor Pérez Almeida, director del Instituto Gerontológico, con motivo de la Campaña Anual de Prevención de Caídas de las Personas Mayores, afirma que “es necesario concienciar a las personas mayores y a las familias de ese riesgo en el hogar, porque la mayoría de esos accidentes son evitables”.

“La caída de una persona mayor puede tener consecuencias ser muy graves, fracturas de fémur o de cadera, por ejemplo y complicaciones frecuentes como inmovilidad, tromboflebitis y dependencia de otras personas para realizar sus actividades diarias”, explica Pérez Almeida.

“Parte de esas caídas se producen por el aumento de inestabilidad de las personas mayores, la alteración de reflejos posturales, alteraciones visuales o auditivas, alteraciones del flujo cerebral o neuroendocrinas y problemas cardiovasculares que no siempre se pueden evitar, aunque sí prevenir con un correcto seguimiento de esos problemas por los profesionales de la medicina, asegura el director del Instituto Gerontológico. No obstante, muchas otras, producidas por tropezones, resbalones, falta de espacio o de luminosidad, son fácilmente evitables”.

“Para evitar caídas de los mayores en el entorno de su propio hogar, es conveniente evitar la acumulación de objetos en el suelo. No usar alfombras y si se hace,  asegurarse de que los bordes y esquinas están firmemente sujetos al suelo”. “Los suelos deben ser seguros, preferentemente tratados con productos antideslizantes; la iluminación adecuada de manera que haya buena visibilidad en todos los lugares de la casa, pero sin deslumbramientos y con puntos de luz orientativos para la noche”, aconseja Pérez Almeida.

“En el cuarto de baño, la eliminación de la bañera que es la principal barrera arquitectónica es imprescindible para la seguridad de los mayores. Hoy existen en el mercado productos como el Sistema Integral Antidex, que permiten retirar la bañera y colocar en su lugar un sistema integral de ducha, completamente antideslizante y seguro, en apenas seis horas y sin la necesidad de realizar obras en el baño. Poner barandillas y asideros, cuando las personas mayores tengan una movilidad reducida y, en general, utilizar muebles sin esquinas para que, si la caída es inevitable, se puedan reducir los daños”, explica.

“Con esas sencillas medidas se evitarían la gran mayoría de las caídas en los mayores de 65 años y las personas mayores ganarían en calidad de vida, porque uno de cada cuatro mayores a los que se les ha preguntado, aseguran que su vida cambia para mal después de una caída, incluso si las lesiones han sido leves, algo que los profesionales de la salud denominamos síndrome post caída y que lleva a muchas personas que se valían por sí mismas, a depender de terceros” finaliza el doctor Pérez Almeida.

You must be logged in to post a comment.

En Liderdoctor utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario y por motivos estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Acepto las cookies
x