El peligro de sufrir un paro cardíaco fuera dle hospital: solo 1 de cada 20 sobreviven

Por: | Etiquetas: | Comentarios: 0 | septiembre 24th, 2013

Solo una de cada veinte personas sobrevivecuando sufre una parada cardíaca fuera de un hospital, de ahí laimportancia de que la población se implique en una intervenciónrápida con técnicas de resucitación y desfibrilación, lo quepermitiría la supervivencia en tres de cada cuatro casos.     Así lo ha puesto hoy de relieve el doctor Ignacio FernándezLozano, representante del Consejo Español de ResucitaciónCardiopulmonar (CERCP), durante la presentación de la campaña "Dateuna segunda oportunidad".     La iniciativa, puesta en marcha por la Asociación SegundaOportunidad en colaboración con el CERCP, tiene como objetivo defomentar el conocimiento para saber actuar ante un paro cardíaco,lograr que la gente pierda el miedo a hacerlo y promover que estasprácticas estén amparadas por la ley.

     El doctor Fernández ha insistido en la necesidad de "actuar deforma rápida", ya que cada minuto que pasa tras una parada cardíacase pierde el 10 por ciento de posibilidades de sobrevivir si nadieayuda. Además, el riesgo de lesión cerebral aumenta también en lamisma proporción.     Este médico del Hospital Puerta de Hierro de Madrid ha explicadoque la parada cardíaca (que se debe a una disfunción eléctrica delcorazón normalmente asociada a un ritmo cardíaco anormal conocidocomo fibrilación ventricular) es la principal causa de muerteprematura en España.     Se estima que anualmente se producen más de 24.00, afectan a todotipo de personas, aunque es más frecuente en hombres que en mujeres,y pueden ocurrir en cualquier lugar.     Para saber distinguirlo de un infarto, hay que comprobar que elpaciente está inconsciente y no respira.     La resucitación cardiopulmonar permite mantener el flujonecesario de sangre oxigenada a los órganos vitales hasta que serestablezca el ritmo cardiaco normal mediante la descarga eléctricasuministrada por un desfibrilador.     El seguimiento de la llamada Cadena de supervivencia" es"esencial" para lograr la supervivencia.     Pare ello hay que seguir cuatro pasos: llamada al servicio deemergencia; una rápida resucitación mediante compresiones cardíacasy respiración boca a boca; aplicación del desfibrilador; y soportevital avanzado, que proporciona el personal sanitario cuando llega.     El doctor Fernández ha insistido en que no hay que tener miedo aactuar, ya que "si no hacemos nada el paciente morirá enaproximadamente diez minutos".     El presidente de la Asociación Segunda Oportunidad, Antonio Alba,quien ha asegurado tener "cinco años", el tiempo que lleva viviendodespués de sufrir un paro cardíaco, ha pedido una ley del "Buensamaritano", vigente en otros países, que exime de responsabilidad alos ciudadanos que participen en técnicas de reanimación.     De esta forma, además, se unificaría en una sola ley la diversanormativa autonómica.     Otro de los objetivos es fomentar el libre acceso a ladesfibrilación con la instalación de equipamientos en lugarespúblicos y de alta afluencia de personas y con el entrenamiento entécnicas de resucitación.     El doctor Fernández ha alertado sobre el hecho de que encualquier sitio haya instalados extintores pero no desfibriladores,unos equipos cuyo coste ronda los 1.500 euros.     "Me parece más seguro tener un cacharro de estos en mi comunidadde vecinos que tener un extintor", ha asegurado este médico.

You must be logged in to post a comment.

En Liderdoctor utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario y por motivos estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Acepto las cookies
x