Los cambios de temperatura aumentan la incidencia de rinitis alérgica y vírica

Por: | Etiquetas: | Comentarios: 0 | abril 21st, 2016

allergic-rhinitis1

Los cambios de temperatura frecuentes y la polinización de las plantas características de la primavera aumentan la incidencia de casos de rinitis alérgica y vírica, lo que puede inducir a error en el tratamiento si no se identifican de manera correcta.

Así lo han asegurado los organizadores de la décimo octava Reunión de Primavera de la Comisión de Rinología y Alergia de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (Seorl-CCC), que se celebrará el próximo sábado en Valencia.

Uno de los factores que más contribuyen a la progresión de la rinitis alérgica es la contaminación atmosférica, según asegura en un comunicado Miguel Armengot, presidente de la Comisión de Rinología y Alergia de la Seorl.

Esto produce, según Armengot, “lesiones inflamatorias del epitelio respiratorio que inducen aumento de la permeabilidad a los alérgenos y una disminución de la capacidad de la eliminación del tapiz mucociliar”.

La contaminación también influye en el poder alergénico de algunas plantas, ya que, apunta, “modifica la forma de los granos de polen y estimula la expresión de proteínas capaces de comportarse como inductores de la respuesta alérgica mediada por las IgE (inmunoglobulinas)”.

La rinitis, con independencia de su causa, es un trastorno nasal sintomático que cursa con inflamación de la mucosa nasal y da lugar a síntomas como obstrucción y congestión nasal, estornudos y prurito o picor.

Los cambios constantes de temperatura “provocan una disminución de las defensas de las vías áreas, lo que hace aumentar la vulnerabilidad ante posibles agentes infecciosos y, por tanto, las posibilidades de rinitis de causa vírica”, afirma Armengot.

Por otro lado, los síntomas de la rinitis alérgica, que afecta a una de cada cinco personas, se intensifican con el inicio de la polinización de muchas plantas, que tiene lugar en primavera.

“En cualquier caso, estas cifras no siempre coinciden con la incidencia real ya que muchos pacientes no consultan por no considerarlo alergia”, advierte.

El hecho de que los síntomas de ambos tipos de rinitis puedan coexistir en el tiempo “hace que haya pacientes que puedan llegar a confundirlos. Sin embargo, no aparecen ni afectan de la misma manera”, apunta el experto.

En el caso de la vírica, hay infección sintomatología local nasal, fiebre y malestar general y dolor generalizado, síntomas que duran cerca de una semana y pueden causar baja laboral”, indica.

Por su parte, la rinitis alérgica “provoca hipersecreción nasal y estornudos, sus síntomas son más locales y pueden durar dos o tres meses o incluso todo el año, y suele ir asociado al asma alérgico”.

El tratamiento también es distinto, y en el caso de existir causa alérgica se pueden tratar los síntomas con antihistamínicos, corticoides, señala el experto.

Aunque también existe la posibilidad de curarla con inmunoterapia, “es necesario que la sintomatología sea prolongada duradera y que el paciente no presente sensibilización a muchos alérgenos puesto que así es más difícil ajustar la vacuna”, destaca.

La entrada Los cambios de temperatura aumentan la incidencia de rinitis alérgica y vírica aparece primero en Instituto Gerontológico.

You must be logged in to post a comment.

En Liderdoctor utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario y por motivos estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Acepto las cookies
x