¿Puedo congelar todo cuando me vaya de vacaciones?

Por: | Etiquetas: | Comentarios: 0 | julio 22nd, 2016

adobestock_89678969-reducida

Todos tenemos comida en el frigorífico pero ¿qué hacer con ella cuando llegan las vacaciones?. ¿Se puede congelar? ¿Aguantará en la nevera? Pues si, por eso, se acabó tirar comida por falta de previsión.

Se pueden congelar los siguientes alimentos perecederos para prevenir la proliferación de microorganismos patógenos:

Si han quedado alimentos o comida preparada (carne, pescado, cremas, purés…) se puede congelar sin problemas. Hay que tener en cuenta que sea un recipiente hermético para que no entre aire, así como eliminar todo el aire posible antes de congelarlo.

La carne y el pescado crudo también es recomendable congelarlos, no aguantarán varios días a la temperatura del frigorífico, la carne suele aguantar 3-5 días, la carne picada y el pescado aguantan menos, entre 1-2 días, así que al congelador.

Cuando se trata de un guiso, la congelación le puede pasar factura, ya que la parte grasa tiende a solidificarse y al descongelar no siempre queda una mezcla homogénea como antes de congelar. Aun así, desde un punto de vista higiénico es mejor congelarlo que dejarlo en el frigorífico y más cuando vas a estar varios días fuera de casa.

El queso fresco o el fiambre se pueden congelar en un recipiente hermético para evitar que se quemen por el frío. Sin embargo, el queso duro no queda bien después de la congelación.

La leche también se puede congelar, mejor si es fuera del envase, en un recipiente cerrado, para evitar que se rompa el brick.

Otros alimentos quedan más perjudicados tras la congelación:

Es el caso de las patatas o las salsas como la mayonesa. Al descongelarlos, la textura no es la misma.

En cuanto a congelar los huevos es algo poco común, es mejor dejarlos en el frigorífico, donde aguantarán bien, ya que no tienen fecha de caducidad, sino fecha de consumo preferente. Aunque, si se quiere, se pueden congelar, siempre y cuando no lleven la cáscara ya que, el volumen del huevo aumenta y la rompería, es recomendable envolverlos con papel film. Se pueden congelar yemas y claras juntas o por separado.

Las frutas y las verduras son otro ejemplo de alimentos a los que no le sienta bien la congelación. Al tener una gran cantidad de agua se forman cristales de hielo cuando se congelan que pueden dañar los tejidos. Por lo tanto, al descongelarse, el sabor y el aspecto físico cambian bastante. Para un mejor resultado, la fruta se puede pelar, cortar en trocitos sin hueso y congelarla.

En cuanto a los pasteles o tartas no se aconseja congelarlos, es preferible conservarlos en el frigorífico 3-4 días como máximo porque al descongelarlos pierden su textura, su forma y sabor.

¿Cómo congelar?

Otra duda frecuente es qué papel es mejor para congelar, papel film o de aluminio. En este caso ambos valen, eso sí, cada uno tiene sus características. El papel de aluminio es más frágil y puede romperse según la forma de los alimentos, mientras que el papel film se adapta algo mejor. Pero lo ideal es congelar con bolsas de congelación, así como tápers rígidos y herméticos que eviten la entrada de aire.

Es importante que la temperatura correcta de congelación sea como mínimo de -18˚C, para asegurar la calidad microbiológica.

Por último, recordar que a la vuelta, la mejor forma de descongelar es cambiando el alimento del congelador al frigorífico, no se recomienda descongelar a temperatura ambiente, por motivos organolépticos (pérdida de textura, sabor…) e higiénicos (proliferación de microorganismos).

La entrada ¿Puedo congelar todo cuando me vaya de vacaciones? aparece primero en Instituto Gerontológico.

You must be logged in to post a comment.

En Liderdoctor utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario y por motivos estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Acepto las cookies
x