Se investiga en un nuevo fármaco para el ojo seco

Por: | Etiquetas: | Comentarios: 0 | junio 1st, 2017

dry eye

Diversos factores como la contaminación, el aire acondicionado, el uso de lentillas, las operaciones de cirugía refractiva o el uso continuado de ordenadores puede hacer que la superficie del ojo tenga una pérdida crónica de lubricación e hidratación. Los síntomas del ojo seco son ardor, picor incesante, fatiga ocular, sequedad, visión borrosa, sensación de cuerpo extraño y dolor.

«A los pacientes con síndrome de ojo seco no les prestamos la atención que merecen», asegura el doctor José Manuel Benítez del Castillo Sánchez, catedrático de Oftalmología y jefe de sección de la Unidad de Superficie e Inflamación Ocular del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. «Son personas que tienen una calidad de vida pésima. No sólo les molesta el ojo, sino que no ven bien. Por ello, por ejemplo, no pueden trabajar bien frente a una pantalla de ordenador. Hay algunos estudios que señalan que un paciente con ojo seco leve tiene la misma calidad de vida que uno que padece una psoriasis leve y uno con ojo seco moderado-severo tiene la misma calidad de vida que uno que tiene una angina

Hasta ahora, el tratamiento para el ojo seco ha sido uno sustitutivo, que consiste en utilizar «lágrimas artificiales», y por primera vez se trabaja en un fármaco que busca mejorar la calidad de la lágrima y podría reducir el dolor ocular asociado al síndrome de ojo seco. Basado en una tecnología novedosa de silenciamiento génico mediante el RNA de interferencia (RNAi), se ha desarrollado un medicamento llamado SYL1001, que podría ser administrado en forma de gotas oftálmicas, con el objetivo de bloquear la síntesis de un receptor implicado en la patología del síndrome de ojo seco. El RNA de interferencia es una tecnología que busca reducir la producción anómala de proteínas silenciando el RNA mensajero

«Podría mejorar a los pacientes que sufren esta patología», explica Ana Isabel Jiménez, COO y directora de I+D de Sylentis, la compañía que ha desarrollado el fármaco. «Podría reducir los parámetros inflamatorios de la superficie ocular y ser una alternativa terapéutica muy eficaz». En la actualidad, el medicamento ha superado las dos primeras etapas de investigación, en las que no se han apreciado efectos adversos asociados a un poco tolerancia del producto en los ensayos en fase I y II. La fase III, que implicará a 10 hospitales españoles, se llevará un año de reclutamiento y se esperan resultados para la primavera de 2018.

Un fármaco con buena tolerancia

«Aunque la superficie ocular es muy sensible a cualquier componente químico, estos compuestos son muy bien tolerados porque son naturales», afirma la doctora Jiménez. «Son ácidos nucleicos y la superficie no la detecta como una molécula extraña, además sus características la hace muy soluble sin necesidad de tener un componente químico, se disuelve en solución salina y eso hace que tenga una gran compatibilidad con la superficie del ojo».

Se estima que entre el 10% y el 20% de la población, especialmente mayores de 40 años, sufren este trastorno que les impide producir lágrimas de manera correcta o sin la consistencia necesaria, lo que hace que se evaporen muy rápido.
Se estima que entre el 10% y el 20% de la población, especialmente mayores de 40 años, sufren este trastorno que les impide producir lágrimas de manera correcta o sin la consistencia necesaria, lo que hace que se evaporen muy rápido, según datos de Sylentis. «El ojo seco es mayor en las mujeres, sobre todo después de la menopausia, porque tienen menos andrógenos, una hormona más presente en los hombres, y de estos, el 90% tienen ojo seco leve y el resto, entre moderado y severo», dice el doctor Benítez del Castillo Sánchez, durante la presentación de la III Fase, celebrada en Madrid. «Este fármaco, cuya administración es de una gota al día, mejorará la calidad de vida de estos pacientes».

Participada al 100% por PharmaMar, Sylentis inicia la Fase III del ensayo clínico, llamado HELIX, con carácter multicéntrico, aleatorizado, controlado y doble ciego, en más de 30 hospitales de España, Alemania, Estonia, Portugal e Italia, con una muestra de 300 pacientes. «Esta tecnología es muy prometedora como tratamiento para enfermedades oculares, porque permite el abordaje de la enfermedad desde un nuevo mecanismo de acción y frente a dianas terapéuticas nuevas», concluye el doctor Benítez del Castillo Sánchez. «Además, en todos los estudios clínicos en los que hemos participado se ha demostrado la eficacia del SYL1001 en los pacientes además de una alta tolerancia y seguridad por la superficie ocular

La entrada Se investiga en un nuevo fármaco para el ojo seco aparece primero en Instituto Gerontológico.

You must be logged in to post a comment.

En Liderdoctor utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario y por motivos estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Acepto las cookies
x