21Feb, 2014

El consumo de anabolizantes multiplica por tres los casos de hepatitis

Por: | Etiquetas:

La Asociación Española para el Estudio delHígado (AEEH) ha alertado de que en los últimos tres años se hanmultiplicado por tres los casos de hepatitis causados por el consumode anabolizantes ilegales, según datos del primer Registro Nacionalde Hipertoxicidad Hepática.     Los hepatólogos, que han hecho una evaluación de los últimosveinte años (1994-2013), aseguran que la utilización de hormonasderivadas de la testosterona para incrementar la masa muscular,conocidas como esteroides anabolizantes, aumentan entre un 20 % y un30 % el riesgo de sufrir una hepatitis tóxica.     El miembro de la AEEH y director del Grupo Español para elEstudio de las Hepatopatías asociadas de los Medicamentos, RaúlAndrade, ha expresado en una nota de prensa que el consumo deanabolizantes es "un fenómeno en crecimiento y potencialmenteimportante" en el entorno del fisioculturismo.

     Según ha explicado, en los últimos tres años ha habido quincecasos de intoxicación hepática debido al consumo de estas hormonas,mientras que en los quince años anteriores, entre 1994 y 2009, elnúmero de casos fue de cinco.     Del Registro Nacional de Hipertoxicidad Hepática se desprende queen los últimos veinte años se han reportado cerca de novecientoscasos de hepatitis debido al consumo de fármacos (hepatotoxicidad),un 5 % de los casos diagnosticados en la práctica clínica.     Esta hepatitis tóxica es mucho más grave y mortal que suvertiente viral, ya que, según explica el doctor Andrade, al menosel 10 % de quienes sufren una hepatitis tóxica aguda necesitarán untrasplante "o morirán a causa de la enfermedad", mientras que, porejemplo, en el caso de la hepatitis B este porcentaje es inferior al1 %.     "La hepatotoxicidad es un problema infrecuente peropotencialmente grave, que puede ocurrir con casi cualquiermedicamento que encontramos en la farmacia", ha dicho.     Entre los medicamentos que con más frecuencia se han relacionadocon algún daño hepático, el Registro Nacional de HipertoxicidadHepática ha colocado en primer lugar la combinación de amoxicilina yácido clavulánico, un compuesto comercializado bajo el nombre de"Augmentine".     En segundo lugar estarían los fármacos utilizados en eltratamiento de la tuberculosis y en tercero el ibuprofeno.     No obstante, la AEEH ha recordado que en la mayor parte de loscasos la hepatitis tóxica es debida a una predisposición genética,que hace que se desarrolle la enfermedad independientemente de ladosis de medicamento ingerida.     La asociación promulga ante todo ser "cautos" con la prescripciónde nuevos medicamentos, ya que, según Andrade, "normalmente loscasos de toxicidad hepática se dan al cabo de meses y años despuésde la comercialización del fármaco"
LEER MÁS

25Ene, 2012

Descubren una posible entrada de la hepatitis C en el organismo

Por: | Etiquetas:

Investigadores de laUniversidad de Illinois en Chicago, en Estados Unidos, han descubierto que una molécula incrustada en la membrana de las células del hígado que ayuda a la absorción del colesterol podría ser también clave en las infecciones por hepatitis C, convirtiéndose en punto de entrada del virus en el organismo.
Así se desprende de los resultados de la investigación que publica en su último número la revista 'Nature Medicine', que señala este receptor como una diana perfecta para una nueva antiviral. De hecho, actualmente ya hay un fármaco aprobado que podría ser efectivo.
Estudios anteriores habían demostrado que el colesterol podía estar relacionado de alguna manera con esta infección, que afecta a 4,1 millones de personas en Estados Unidos.

De hecho, los autores de este trabajo sospechaban que un receptor llamado NPC1L1, conocido por ayudar a mantener el equilibrio del colesterol, también puede estar implicado en el transporte de los virus a la célula.

El receptor es común en el intestino de muchas especies, pero en las células del hígado sólo se ha identificado en humanos y en los chimpancés, según reconoce Susan Uprichard, profesora asistente de Microbiología e Inmunología e investigadora principal del estudio. De hecho, añade, estos primates son los únicos animales que pueden ser infectados por este virus.

En concreto, Uprichard y su equipo demostraron que al anular o bloquear el acceso a los receptores de NPC1L1 impide la entrada del virus y la infección de las células.

El investigador, Bruno Sainz, coautor de la investigación, explica que esto se debe a que el receptor está involucrado en el metabolismo del colesterol, una relación que ya ha sido bien estudiada.

De hecho, asegura que ya existe un medicamento autorizado, la ezetimiba, comercializado por Merck Sharp & Dohme (MSD) con el nombre de 'Zetia', que actúa de forma "específica y exclusiva" contra el NPC1L1, y que está indicado para reducir los niveles de colesterol.

Este fármaco fue utilizado para bloquear el receptor antes, durante y después de la inoculación con el virus, en cultivos celulares y en un modelo de animales, para evaluar el papel del receptor de la infección y el potencial del fármaco como agente anti-hepatitis.

INHIBE LA INFECCIN EN LOS 6 VARIANTES DEL VIRUS Los investigadores demostraron que la ezetimiba inhibe la infección por hepatitis C en cultivos celulares y en ratones trasplantados con células de hígado humano. Y, a diferencia de los fármacos actualmente disponibles, la ezetimiba fue capaz de inhibir la infección por los seis tipos del virus.

Ante estos datos, reconoce Uprichard, el estudio abre una serie de posibilidades para la terapéutica de esta enfermedad infecciosa, que es la principal causa de trasplante de hígado en Estados Unidos. El problema, añade, es que muchos pacientes infectados tienen problemas después del trasplante dado que el virus ataca al hígado nuevo.

Además, los medicamentos actuales son altamente tóxicos y con frecuencia no pueden ser tolerados por los pacientes trasplantados que toman medicamentos inmunosupresores. En cambio, la ezetimiba es bastante segura y se ha utilizado a largo plazo, sin perjuicio de las personas para controlar el colesterol, según concluye Uprichard.


LEER MÁS

5Ene, 2012

Descubren que la obesidad y la hepatitis A y B, son factores de riesgo para sufrir cáncer de hígado

Por: | Etiquetas:

Dos estudios de la norteamericana Clínica Mayo han identificado a la Hepatitis A y B y a la obesidad como nuevos factores de riesgo del cáncer de hígado. Un tumor cuya incidencia ha aumentado en los últimos años hasta triplicarse en Estados Unidos en las tres décadas pasadas.
No obstante, el principal autor del primer estudio y especialista en Gastroenterología y Hepatología, el doctor W. Ray Kim, ha deducido del estudio que el 11 por ciento de los casos de cáncer está relacionado con la obesidad por culpa de la enfermedad de hígado graso. Esto hace pensar al galeno que "las tasas de cáncer de hígado pueden aumentar drásticamente en el futuro debido a la epidemia de obesidad que hay en Estados Unidos".



El otro estudio presentado también señala a la Hepatitis como un factor de riesgo para el cáncer de hígado, pero en este caso en su tipología B. Sin embargo, el principal autor de este informe, Abdirashid Shire, también señala a la Hepatitis C como una de las principales causas de la elevada incidencia de este tumor.

Hasta ahora el aumento de los casos de cáncer de hígado mortales no había conseguido ser explicado. Sin embargo, la publicación de estos análisis en la edición de enero de 'Mayo Clinic Proceedings' ha ofrecido "una visión más clara de la aparición de carcinoma hepatocelular o cáncer de hígado", explican desde el centro hospitalario.

Para Kim, "es importante identificar a las personas con factores de riesgo en determinadas poblaciones, para así ayudar a detectar la enfermedad en sus primeras etapas y poder tratarlas".

Para su investigación, el doctor Kim analizó el registro del Hospital de Rochester (Estados Unidos) y halló que la incidencia del cáncer de hígado es de 6,9 por cada 100.000 habitantes, datos superiores a los que el Instituto Nacional del Cáncer norteamericano decretó en su día (5,1 por cada 100.000 personas).

LA HEPATITIS C HA AUMENTADO LA INCIDENCIA DE ESTE TUMOR Hasta la hora, una de las causas por la que se producía el cáncer de hígado era la cirrosis. Sin embargo, en los últimos tiempos están aumentando los tumores hepáticos a causa de cicatrización del hígado tras sufrir hepatitis C.

"La cicatrización puede tardar de 20 a 30 años para convertirse en un cáncer", explica el especialista. Esta circunstancia está haciendo que ahora estén apareciendo pacientes "de entre 50 y 60 años que contrajeron la hepatitis C hace 30 años y ni siquiera sabían que estaban infectadas", afirma.




LEER MÁS

En Liderdoctor utilizamos cookies de terceros para mejorar su experiencia de usuario y por motivos estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Acepto las cookies
x